18,00

Ucrania/Donbass: Una renovada Guerra Fría

Ucrania es un país dividido. Desde la disolución soviética y la independencia de Ucrania en 1991, el este y el sur del país es mayoritariamente prorruso mientras que el oeste y el norte es prooccidental. En el este se habla ruso, la identidad se vincula a la industria, a las ciudades, a la Iglesia Ortodoxa rusa. Por el contrario, en el oeste predomina el idioma ucraniano y la identidad está ligada a la agricultura y al campo.

Share

Coneix l'autor

En 2014 Donetsk y Lugansk, las dos regiones ucranianas del Donbass (la cuenca del río Donets), se declararon independientes, estallando una cruenta guerra. Hoy todavía no se ha alcanzado una solución al conflicto y las violaciones de los sucesivos alto el fuego han sido contantes.

Desde entonces los separatistas prorrusos —apoyados por Moscú— que reivindican su identidad se han enfrentado con el gobierno ucraniano, que cuenta con el apoyo de organizaciones políticas y paramilitares nacionalistas.

Este conflicto ha modificado las relaciones entre Ucrania y Rusia marcando una ruptura en algunas áreas: se prohibieron los vuelos directos entre ambos países, hubo una marcada caída de las relaciones comerciales y, en 2019, la reforma constitucional estableció como objetivo estratégico de Ucrania la incorporación a la Unión Europea (UE) y a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Esta aproximación a Occidente ha desatado el actual estado de renovada Guerra Fría.

El periodista argentino Ignacio Hutin llegó a la región de Donbass, dominada por los independentistas rusófilos. Una vez allí, sobre el terreno, comenzó a investigar el día a día de las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RPL).

En su periplo tuvo la oportunidad de visitar las trincheras y el frente de los combates que separan a los rebeldes de las fuerzas del gobierno ucraniano a escasos 500 metros.

Este ensayo recoge sus entrevistas y observaciones sobre el conflicto.


Este libro ha sido posible gracias a